miércoles, 22 de marzo de 2017

Mendaro

Los datos históricos existentes dan a entender que para el siglo XIII ya había una población de cierta entidad con ese nombre. Se asienta a las orillas del río Deba que antiguamente era navegable hasta Alzola, por lo que había un tránsito fluvial por Mendaro que facilitó el crecimiento de la localidad.
Es uno de los pocos pueblos del País Vasco que desde el s. XV cuenta con dos parroquias que, además, pertenecían a dos obispados diferentes: la iglesia de Azpilgoeta dependía del obispado de Calahorra, mientras que la de Garagarza lo hacía del de Pamplona.

Nos acercamos primero al barrio de Azpilgoeta, a un lado del río.

La Iglesia de Santa María de la Asunción.




La fábrica de chocolates de Mendaro, ligada desde 1850 a la familia Saint Girons. Tenemos concertada una cita para visitar el molino de chocolate pero como hemos llegado pronto, aprovechamos para pasear un poco.

En este edificio junto a la iglesia se ubica el obrador.

Esta pequeña localidad está rodeada de montes.


A la vista el barrio de Garagarza, al otro lado del río.

Por fin entramos a visitar el antiguo molino de chocolate. Nos explican que antaño lo movía un burro pero que hoy en día funciona con un motor. La base se calienta para que el chocolate esté manejable. Nos comentan detalles sobre el cacao y nos enseñan diferentes semillas del fruto mientras ligan la historia de la fábrica con la llegada de la familia Saint Girons a la localidad.


Se rellenan los moldes.

Y se colocan sobre una máquina vibradora para asentarlo y eliminar las burbujas de aire.

El establecimiento está lleno de utensilios de antaño...


... y tiene un cierto aire de otra época.

Por cierto, la visita es gratuita pero seguro que no podréis resistiros a llevar a vuestra casa un pedacito de historia del chocolate.

Desde el barrio de Garagarza, la parte del edificio del molino que da hacia el río.

La ermita de la Santísima Trinidad, cuya construcción data de 1105. Según los historiadores podría ser la primitiva iglesia de Garagarza.


La ermita de Santa Ana, una de las más carismáticas del valle, situada en un alto.

Mientras bajábamos de la ermita, el tren de la costa procedente de Bilbao.

Un graffiti.

Entre los árboles se vislumbra el campanario de la ermita de Santa Ana.

Más información en:
Sobre Mendaro:
http://www.mendaro.eus/es/patrimonio
http://www.mendaro.eus/es/historia-mendaro
Sobre Chocolates de Mendaro:
http://www.chocolatesdemendaro.com/visitas-al-molino/

sábado, 18 de marzo de 2017

¡ 18.000 visitas !

Poco a poco os muestro pequeños lugares de Guipúzcoa, mi provincia, poco a poco os enseño los lugares que visito, poco a poco practico algunas recetas que a veces he descubierto con vosotros, poco a poco os cuento algunas de mis ideas, poco a poco os recuerdo fechas señaladas, poco a poco os hablo de las cosas que me gustan, poco a poco vais conociendo más de mí…

Me alegro de poder contar con vosotros en este viaje. ¡Gracias por haberme acompañado hasta alcanzar las 18.000 visitas! y espero poder seguir contando con todos vosotros.

jueves, 16 de marzo de 2017

Zumba

Hace casi tres años que me apunté a esta nueva moda de la zumba (*) y no me arrepiento. Un día a la semana, durante una hora hago ejercicio mientras bailo y me divierto al ritmo de canciones de moda y con coreografías que me hacen ejercitar mi cuerpo y mi mente (**). Y para que no me aburra, cada cierto tiempo las canciones van cambiando… adiós a aquella coreografía que por fin me salía medianamente bien, “au revoir” a aquella otra que se me resistía,…
Si quieres hacer ejercicio y lo que has visto hasta ahora te aburre, si te gusta bailar, te animo a probarlo. De verdad que es muy divertido, una de las mejores formas que he encontrado para hacer ejercicio mientras te lo pasas bien.
De hecho, aunque he empezado a correr y hay quien me dice que engancha, me cuesta creer que esta actividad vaya a gustarme más que la zumba.

(*) algo más sobre zumba, ver en https://es.wikipedia.org/wiki/Zumba
(**) porque tengo que aprender y recordar los pasos

martes, 14 de marzo de 2017

La fuente de las mujeres

Normalmente no me preocupa demasiado lo que echan por la tele y es mi marido el que maneja el mando y decide qué es lo que se ve en cada momento. Mientras, yo preparo mis posts, leo mis libros, veo programas o vídeos en el ordenador,… solo de vez en cuando me siento en el sofá junto a él y, mientras le hago compañía, veo lo que me ofrece.
Su forma de ver la televisión es muy diferente de la mía, sobre todo cuando llegan los anuncios, ya que si yo estoy viendo un programa y empieza la publicidad, veo un poco, aprovecho para hacer cosas sin perderme el programa y cuando empieza de nuevo, sigo viéndolo. Sin embargo, él empieza a hacer zapping en cuanto empieza la publicidad hasta que llega a un canal que le convenza o, si no es el caso, da toda la vuelta a los canales. Si se queda en otro canal puede ocurrir que le guste más que lo que estaba viendo y decida quedarse allí, pero yo estaba en el otro canal y me quedo sin saber lo que ocurría en el programa anterior e intentando averiguar qué ha pasado en el nuevo. Pero, de vez en cuando, veo algo que me gusta o interesa y, aunque no es fácil, le hago quedarse ahí hasta que termina. Como nuestros gustos son diferentes y mi rango de gustos es más amplio, es bastante probable que se quede en el sofá viendo algo que no le gusta o que se pase al ordenador.
Algo así ha pasado este fin de semana porque, mientras hacía zapping, mi marido paró en un canal en el que echaban una película que captó mi atención pero como a él no le interesó empezó a cambiar de nuevo y, esta vez, reclamé mi derecho ocasional y le hice volver de nuevo a ese filme que se titulaba “La fuente de las mujeres”. Tuve suerte porque me había perdido muy poco del comienzo y la vi hasta el final. Se trata de una película francesa de 2011 dirigida por Radu Mihaileanu. Una deliciosa crítica de las tradiciones que se cogen a conveniencia. Trata de la lucha de las mujeres de un pueblo ubicado en algún lugar del norte de África por acercar la fuente al pueblo y supongo que por eso fue elegida (*). Si os gustan las películas con mensaje, que no son trepidantes, que hablan de los sentimientos, que tienen un ligero toque de humor a pesar de la seriedad del tema,… os aconsejo que la veáis.

Más información en:
http://lafuentedelasmujeres.es/
http://www.elespectadorimaginario.com/la-fuente-de-las-mujeres/
https://es.wikipedia.org/wiki/La_fuente_de_las_mujeres

(*) el 8 de marzo, día internacional de la mujer se celebró el miércoles de la semana pasada

domingo, 12 de marzo de 2017

Correr

Si hace una semana me hubieran vaticinado lo que iba a suceder no sé si lo habría creído. Al fin y al cabo sólo había ido a correr una vez en mi vida (y eso fue antes de casarme) y me pareció muy aburrido… y después de eso solo había corrido para coger el tren o el autobús.
Pero, no sé qué pasó… estaban hablando en la oficina de presentar un equipo a la “carrera de empresas” que se celebrará el próximo 7 de mayo, un equipo formado por miembros de nuestra oficina. Los que lo propusieron ya se dio por hecho que estaban apuntados, por lo que faltaban otros dos. Se apuntó un tercero y los demás lo iban rechazando: “yo ese día no puedo”, “a mí me duelen las rodillas”, “yo no corro por asfalto”,… y ahí me veis a mí diciendo: “Voy a consultar con mi profe del gimnasio si me cree capaz de conseguirlo”. Y como ella ha dicho que si me preparo, podré hacerlo… no he tenido más remedio que comprarme zapatillas. Ahora ya no hay marcha atrás porque en mi trabajo casi todo el mundo está enterado. Ayer empecé probando las zapatillas y tengo casi dos meses para correr con dignidad los 8,5 Km del recorrido. No vamos a hacer marca, solo a disfrutar y terminar la carrera si no hay contratiempos, así que la presión es menor. Imagino que no os parecerá mucho y supongo que por eso me he atrevido pero todavía me queda mucho por entrenar.

Más información: http://www.carreraempresas.com/es/index.php

viernes, 10 de marzo de 2017

Gatos

Los gatos son unos animales muy especiales, son esquivos y no se parecen en nada a los perros. Aunque hay personas a las que les gustan tanto los perros como los gatos, normalmente están en grupos diferentes los amantes de unos y otros.
A veces da la sensación de que en una casa con gato, el gato es el dueño de la casa y el que cree ser el dueño no es sino su esclavo. No pretendas que el gato te haga caso salvo cuando quiera hacerlo. Un perro acudirá a ti en cuanto lo llames, el gato lo hará cuando no tenga otra cosa que hacer. Cuando llegas a casa, el perro acudirá raudo y veloz a saludarte, contento, el gato se acercará como diciendo “¡Ah, eres tú!” y se irá. Sin embargo, a pesar de su aparente desapego, es más fácil que muera un gato si se siente abandonado por su dueño (*) que un perro.
Pero, no sé por qué razón, entre los artistas y los gatos parece existir alguna relación especial y no hay artista que se precie de serlo que no tenga un gato en su vida. Así, están mis hijas, aprendices de artistas, pidiéndome un gato al que me niego en redondo. Cuando tengan su vida y su casa, si quieren pueden adoptar un gato, mientras pueden entretenerse con estas imágenes.





(*) quería decir, esclavo.